Niños del Hospital Belén y Regional celebran Navidad con el Arzobispo de Trujillo

Lunes, 24 Diciembre 2018 - 11:00am

Trujillo en Línea.- El Arzobispo de Trujillo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte OFM., volvió a celebrar la Navidad con niños hospitalizados y les entregó un regalo a cada uno de ellos, despertando así el espíritu navideño, y haciéndolos olvidar por un momento de la presente adversidad.

Luego de haber celebrado hace algunos días el Nacimiento de Jesús con menores del hospital Alta Complejidad y Víctor Lazarte de Essalud, el pastor de la Arquidiócesis de Trujillo llegó, en esta oportunidad, hasta los centros hospitalarios Belén y Regional del Ministerio de Salud (Minsa), donde fue acogido por sus funcionarios, cuerpo médico, enfermeros y familiares de los pacientes internados.

Tras el saludo y agradecimiento protocolar, Monseñor Cabrejos Vidarte, junto a su comitiva distribuyó los presentes e impartió su bendición a cada niño, pidiendo al Niño Dios por la pronta recuperación de todos ellos. En el hospital Belén se pudo observar muy feliz a “María Fe”, la “niña Arlequín” que nació con una rara enfermedad en la piel, única en el país. Junto a su madre y hermanitos, participaron de este gesto generoso del pastor de la Iglesia de Trujillo.

En todo momento, ambas actividades tuvieron como fondo musical a villancicos, interpretados por el Coro de Niños de la Catedral y del Hospital Belén.

En uno y otro nosocomio, Monseñor Cabrejos, junto a funcionarios, ingresó a las diferentes áreas de Pediatría, Maternidad, Cirugía, Neonatología, entre otros espacios, donde lo aguardaban  niños, a quienes finalmente el religioso les llegó a dibujar una tierna sonrisa.

“Para nosotros, la Navidad es Jesús, no lo puede haber si Cristo no nace en nuestro corazón, y es lo primero que debemos hacer”, reflexión el arzobispo a los medios de comunicación.

Acerca de los obsequios que suelen entregarse por estas fiestas, subrayó “que todos debemos regalar, no sólo cosas físicas, sino lo más importante, regala amor, perdón, una sonrisa, un abrazo, un apretón de manos, un gestos, porque sólo así puede haber paz en el corazón, en  los hogares y en la sociedad. Una feliz Navidad para todos”, deseó el prelado trujillano.

Como se sabe, cada año el Arzobispo de Trujillo comparte el mensaje de paz y esperanza con quienes sufren, haciéndoles  partícipes de estas fiestas navideñas, importante en la Iglesia Universal.

loading...

Comentarios